La recepción de Fallada en España Mejor tarde que nunca

Imagen: Hans Fallada – Exposición “Su vida en imágenes”
Hans Fallada – Exposición “Su vida en imágenes” | © Aufbau-Verlag, Archiv Uli Ditzen, Berlin

La atención prestada a la obra de Hans Fallada en España durante el pasado siglo fue marginal. Sin embargo, con la reciente reedición de su obra “Solo en Berlín” y la buena recepción que ha tenido entre los lectores españoles, por fin se le está haciendo justicia.

Hans Fallada es el pseudónimo con el que Rudolf Ditzen (1893-1947) –a instancias de su padre– se vio obligado a publicar su obra literaria. Ésta surge en la época del Expresionismo, pero fue en el marco de la breve existencia de la corriente literaria conocida como la Nueva Objetividad cuando escribió la mayoría de su narrativa.

Entre el exilio interior y la adicción

Su obra está constituida sobre todo por novelas históricas y sociales que reflejan la difícil situación por la que tuvieron que pasar los alemanes después de la Primera Guerra Mundial, y las personas disconformes con el régimen durante el Nacionalsocialismo y la Segunda Guerra Mundial. También en muchas de sus obras puede percibirse la utilización de material autobiográfico, a través del cual puede deducirse que su vida no fue nada fácil debido, entre otros motivos, a su adicción al alcohol y a la morfina, que le llevaron a pasar diversas estancias en sanatorios y centros penitenciarios y que le causaron una muerte relativamente temprana. Igualmente escribió Hans Fallada preciosas narraciones o cuentos para niños en un momento en que, debido a las presiones de las autoridades culturales nazis, se vio obligado a dejar de lado una narrativa más comprometida y crítica con la sociedad y la política de su tiempo.
 
Si bien es cierto que su obra siempre tuvo una marcada recepción en el mercado literario alemán ya desde la década de los 30 del siglo XX, no es menos cierto que desde hace aproximadamente tres décadas su narrativa está viviendo una segunda época dorada en Alemania. Muchas de sus novelas han sido llevadas de nuevo al cine o se han visto convertidas en series de televisión e incluso se han representado en escenarios teatrales.

A la sombra de los grandes

En el mercado literario español la narrativa de Hans Fallada no tuvo la aceptación que, sin lugar a dudas, se merecía. Las traducciones al español de sus dos novelas más conocidas, Kleiner Mann – was nun? (Pequeño hombre, ¿y ahora qué?) y Der eiserne Gustav (Gustavo el férreo), se publicaron en España breve tiempo después de su aparición en Alemania en la década de los 30; sin embargo su éxito no tuvo el alcance que previsiblemente pensaban las editoriales en las que aparecieron publicadas. Y lo mismo puede decirse del resto de novelas que fueron traducidas a nuestro idioma a lo largo del siglo XX. Probablemente ese desconocimiento de Hans Fallada en España se debió a la coincidencia en el tiempo con otros escritores alemanes o austriacos de la misma época, como, por ejemplo, Thomas Mann, Hermann Hesse, Franz Kafka, etc., que sí han tenido una mayor aceptación en el mercado editorial español y, también, a la mala distribución editorial en su momento. Igualmente su desconocimiento pudiera deberse entonces a que Fallada era un escritor de izquierdas y las autoridades franquistas no tuvieran un interés especial en él.
 
Es en el último tercio del siglo XX, y concretamente en las universidades españolas en las que existen los estudios de Germanística o Filología Alemana, cuando se inicia el interés por Hans Fallada. Y ese interés tiene que ver con el hecho de que este novelista supo captar el momento histórico y social que le tocó vivir y sufrir y convertirlo en literatura. Como los estudiantes tienen que adquirir conocimientos de historia y cultura alemanas, novelas como Wolf unter Wölfen (Wolf entre lobos) o Pequeño hombre, ¿y ahora qué? les sirven de gran ayuda, ya que en esas dos el autor detalla magistralmente el aumento de la inflación de precios, el crecimiento de las listas de desempleados o los intentos de golpes de Estado en Alemania en los años de la República de Weimar.
Es en esas universidades donde se estudia su obra en las clases de literatura alemana o se imparten seminarios de doctorado y sus docentes publican estudios relacionados con este autor.

El tardío (re)descubrimiento

A principios del siglo XXI la narrativa de Hans Fallada comienza a tener una mayor recepción en el mercado literario español debido, en parte, a las buenas traducciones que se hacen de ella y al sistema de distribución que tienen las editoriales en las que han sido publicadas. Pero su interés se debe también a que las novelas traducidas son de contenido histórico y social, un componente de éxito entre los lectores españoles en los últimos años, como ocurre con novelistas españoles de la talla de Arturo Pérez-Reverte, Manuel Rivas, Javier Cercas o Julio Llamazares.

Un ejemplo sería la novela Jeder stirbt für sich allein (Solo en Berlín), novela que apareció publicada en Alemania en 1947 una vez había fallecido su autor, aunque en aquel momento se trataba de una edición abreviada e incompleta. En 2011 fue reeditada por la editorial Aufbau-Verlag pero en una versión ya completa y acompañada de un anejo y un epílogo de Almut Giesecke. Inmediatamente después esta nueva versión fue traducida en España obteniendo un éxito de ventas, lo que aconsejó su reedición en 2013.
El interés de esta novela radica en el hecho de que lo narrado en ella está basado en unas actas de la Gestapo que cayeron en manos de Fallada, quien convirtió una realidad histórica en ficción literaria de forma magistral. En ella narra su autor la crítica contra Hitler que llevó a cabo un matrimonio berlinés ante la pérdida de su hijo en el campo de batalla, por lo que fue detenido por la Gestapo, juzgado y condenado a muerte.
 
Pese a la creciente atención que se le ha prestado a este autor, la influencia de Hans Fallada en la literatura española en comparación con otros escritores alemanes es marginal. Sin embargo, el hecho de que todavía no hayan sido traducidas al español grandes e interesantes novelas de este autor hace esperar que esto cambie y desear que pronto aparezcan en el mercado literario español.