Mundos de desamparo Cómo crear un hogar

 Tarps tightened in between a fence and a guard rail in Los Angeles © Canadian Centre for Architecture

En muchas ciudades del mundo ha crecido el número de personas que no tienen vivienda permanente y ahora este número ya representa un porcentaje importante del total de la población. La creciente migración a los centros urbanos, la presión económica que aumenta la brecha entre ricos y pobres así como el hecho de que el espacio habitacional se ha convertido en un bien de cambio global son algunas de las causas de estas nuevas condiciones desiguales presentes en ciudades de todo el mundo. ¿Qué significa vivir en una ciudad sin tener un lugar que uno pueda llamar propio? ¿Qué relevancia puede asignarse a la arquitectura en la lucha contra el déficit habitacional? ¿Y cómo puede ser las ciudades una patria mejor para todos?

La película What It Takes to Make a Home (Lo que se necesita para crear un hogar) se basa en un diálogo entre los arquitectos Michael Maltzan (Los Angeles) y Alexander Hagner (Viena), quienes desde hace años abordan estas cuestiones en numerosos proyectos. Aunque las ciudades y los contextos políticos y económicos en los que actúan Maltzan y Hagner son diferentes, los dos buscan estrategias de largo plazo y descartan soluciones cortoplacistas. La película hace foco en algunas de las causas y condiciones de la falta de vivienda y se pregunta cómo los arquitectos pueden ayudar a que se termine la estigmatización de los afectados de modo que surja una ciudad con una participación más equitativa de todos

Es difícil no ser pesimista, es lógico sentirse así

Michael Maltzan

Pero ¿qué es un hogar? Un espacio cuadrado determinado por parades, un toldo que se cuelga entre una cerca y un pasamanos de acero, un auto o simplemente un techo? La respuesta puede variar según la persona, pero mientras algunos tienen la posibilidad de escoger su lugar, son cada vez más los que no tienen esa opción. En lugar de eso deben pasar el día reconstruyendo en la calle un lugar propio, tenga este la forma que tenga. En la película se cuestiona lo que se considera normal, es decir tener un trabajo y una vivienda segura y estar integrado a una comunidad confiable. “El hombre de corbata que está sentado a tu lado puede ser alguien sin techo”, dice uno de los entrevistados que alguna vez durmió en las calles de Viena.
  • Standbild aus dem CCA Film "What it takes to make a home" Star Appartments © CCA Canadian Centre for Architecture
    Captura de What It Takes to Make a Home, película del CCA. Star Apartments en Los Angeles
  • Standbild aus dem CCA Film "What it takes to make a home" - Planen zwischen einem Zaun und einer Leitplanke gespannt in Los Angeles © CCA Canadian Centre for Architecture
    Captura de What It Takes to Make a Home, película del CCA. Refugio en Los Angeles
  • Standbild aus dem CCA Film "What it takes to make a home" - Ansicht Vinzi Rast © CCA Canadian Centre for Architecture
    Captura de What It Takes to Make a Home, película del CCA. Proyecto Vinzi Rast
  • Standbild aus dem CCA Film "What it takes to make a home" - Ansicht Wien © CCA Canadian Centre for Architecture
    Captura de What It Takes to Make a Home, película del CCA. Viena
  • Standbild aus dem CCA Film "What it takes to make a home" - Michael Maltzan im Profil © CCA Canadian Centre for Architecture
    Captura de What It Takes to Make a Home, película del CCA. Michael Maltzan
  • Standbild aus dem CCA Film "What it takes to make a home" - Michael Maltzan im Studio © CCA Canadian Centre for Architecture
    Captura de What It Takes to Make a Home, película del CCA. Alexander Hagner
Si se hace zoom con Google Street View en el barrio Skid Row de Los Angeles, se verán tiendas de camping que en hileras cercan las calles y salpican las aceras. La cartografía moderna permite capturar así una realidad: la sociedad tiene problemas para reaccionar ante el creciente número de personas que, no sólo en Los Angeles, son expulsadas de sus casas a la calle. “Resulta difícil no ser pesimista, es lógico sentirse así”, reconoce el arquitecto Michael Maltzan, que en los últimos años ha dedicado su actividad profesional al abordaje del desamparo habitacional en Los Angeles. Star Apartments es uno de sus proyectos. Fue impulsado por Skid Row Housing Trust, una organización sin fines de lucro que en el centro de Los Angeles pone viviendas permanentes a disposición de personas sin techo. El desarrollo de modelos alternativos de vivienda a gran escala tiene el potencial de producir un verdadero cambio, dice Maltzan. Pero si se observan la dimensión del problema habitacional y el número de personas sin techo en Los Angeles, es evidente que no es suficiente trabajar con herramientas arquitectónicas. Se necesita la incorporación de diferentes actores en diversos planos políticos, económicos y sociales.

El arquitecto Alexander Hagner de la firma gaupenraub+/- se ocupa de cuestiones similares en Viena, una ciudad en la que la vivienda de progreso, la vivienda social, tiene una larga tradición y que, sin embargo, en los últimos años, registra un notable aumento de desamparo habitacional. Si bien el problema no es tan evidente como en Los Angeles, es una cuestión que la ciudad debe abordar. “A menudo la estigmatización es un impedimento para que la sociedad ayude a los necesitados”, dice Hagner. Además, piensa que la creación de soluciones arquitectónicas especiales para determinada parte de la población termina reforzando, sin querer, los contrastes. Por eso el proyecto habitacional VinziRast-mittendrin que diseñó Hagner, no se destaca a primera vista del entorno. Sin embargo, es algo extraordinario, porque constituye el prototipo de una nueva forma de comunidad en la que conviven estudiantes y antiguas personas sin techo.

De modo general, la película What It Takes to Make a Home gira en torno a un fenómeno que afecta a todas las sociedades del mundo y que, sin duda, la arquitectura y el urbanismo deberán abordar. Según Hagner, aunque los arquitectos no puedan controlar por completo el difícil tema de la falta de vivienda, sí pueden ayudar a modificar en diferente medida las condiciones de vida y así brindar apoyo tanto a las comunidades como a los individuos. También Maltzan está convencido de que los arquitectos deberán dedicarse a estas importantes cuestiones habitacionales, si es que quieren transformar de modo positivo la vida urbana.

What It Takes to Make a Home es la primera parte de una trilogía documental producida por  Canadian Centre for Architecture La serie explora el modo en que el cambio social, las nuevas presiones económicas y la creciente densidad demográfica influyen en la situación habitacional de diferentes comunidades. Tomando dos proyectos arquitectónicos en dos ciudades de contextos socio-políticos diferentes, cada parte ilustra un tema desde la perspectiva global y desde las particularidades locales. Si la primera investiga cómo los arquitectos enfrentan el urgente problema de la falta de vivienda en Los Angeles y Viena, las otras dos partes tematizan dos desafíos que la transformación del estilo de vida y el cambio demográfico plantean a la sociedad urbana: el crecimiento de hogares unipersonales y la sociedad en envejecimiento.

También le puede interesar

Failed to retrieve recommended articles. Please try again.