Construir para el mínimo vital – una entrevista con Andres Lepik

Escuela macoco flotante en Lagos/ Nigeria;

¿Se acabó el tiempo de la arquitectura de las estrellas? Una conversación con el director del Museo de Arquitectura de la Universidad Técnica de Múnich, Andreas Lepik, sobre la construcción comprometida socialmente en África y la responsabilidad de los arquitectos.

 

El director del Museo de Arquitectura de la Universidad Técnica de Múnich, Andres Lepik;
 
Profesor Lepik, después de Small Scale, Big Change (Pequeña escala, gran cambio) y Think Global, Build Social! (¡Piensa global, construye social!), Afritecture es la tercera muestra en la que usted analiza la arquitectura socialmente comprometida. ¿Por qué ese tema le resulta tan importante?

Trabajé durante catorce años en los museos públicos de Berlín donde, entre otras cosas, curé muestras con Renzo Piano y Rem Koolhas. En un momento me pregunté si esa forma de darles a los arquitectos una plataforma para sus proyectos era realmente relevante, o si al hacerlo no se caía en una suerte de rol propagandístico. También ocurrió que conocí algunos proyectos socialmente comprometidos que me fascinaron. Por ejemplo, el trabajo del arquitecto proveniente de Burkina Faso y residente en Berlín, Diébédo Francis Kéré. Todo me condujo hacia la idea de darle al tema del compromiso social una base más amplia y reunir en una muestra los muchos ejemplos con los que había tenido contacto.

En una entrevista llegó incluso a decir que el tiempo de los arquitectos estrella había quedado atrás.

Creo que todo el mundo está notando que no hay que quedarse con una mirada superficial, sino que, también al construir, debemos preguntarnos cada vez más: ¿A quién le sirve?, ¿de dónde viene el capital?. También, en otros ámbitos, existe un interés creciente en conocer el trasfondo ético de los productos que consumimos.

Incluir a la gente.

Galería de arte Red Location en  New Brighton, Port Elizabeth/Südafrika, Noero Wolff Architects;
 
¿Cómo define usted el concepto de arquitectura socialmente comprometida?

Aquí entran en juego varios criterios. Uno es el compromiso personal. Es decir, que el arquitecto abandone su escritorio y por iniciativa propia se dirija hacia el lugar sobre el que va a trabajar. Muchos de los proyectos que mostramos en Afritecture surgieron de encuentros personales. Por ejemplo, cuando algunos arquitectos fueron a las favelas de Nairobi y se preguntaron cómo podían desarrollar soluciones para los problemas allí presentes. Otro criterio es el estudio y el conocimiento preciso de las condiciones sociales y culturales del lugar. También es decisivo que durante su ejecución, se integre a la población afectada por los proyectos: en la búsqueda del emplazamiento, en la distribución de funciones o en la construcción.

En la muestra se habla también de la inclusión de materiales o técnicas locales.

Exacto. Durante la fase de investigación, es importante preguntarse: ¿Qué hay disponible en cuanto a fuerza laboral, materiales o condiciones climáticas? Y con frecuencia, la utilización del material local termina siendo la decisión más razonable. Porque se evitan gastos extra en  transporte o porque la gente del lugar conoce lo que puede suceder con los materiales. Un material extraño o una tecnología con la que nadie puede lidiar, pueden volverse rápidamente un problema.

¿Por qué le dio a África un lugar central en su exhibición?

En los últimos años, los debates del campo de la arquitectura se han ocupado casi exclusivamente de Asia o los países árabes. Pero también en África han sucedido muchas cosas.

Eso incluye un proceso impetuoso de urbanización. En muchos países africanos se diseñan ciudades completas en un tablero de dibujo. ¿No habla eso de un desarrollo inverso al que usted se refiere?

Hace poco en Angola se “importó” una ciudad completa para doscientos mil habitantes enviada por China a cambio de petróleo. Es decir, se llevaron los trabajadores, los planos y el material hasta el lugar de la futura ciudad. Pero no queremos mostrar esos ejemplos negativos porque no tienen ninguna relevancia para el desarrollo cultural. Dado que no están arraigados en la sociedad, fracasarán tarde o temprano.

Responsabilidad social de los arquitectos.

Escuela primaria en Gando, Burkina Faso de Diébédo Francis Kéré;
 
Entre las actividades que acompañan la exhibición, se encuentra un simposio con arquitectos de África y otros países organizado en conjunto con los institutos Goethe de África subsahariana. Allí se habló mucho de la “responsabilidad social” de los arquitectos. ¿Considera que esa responsabilidad ha sido pasada por alto hasta ahora?

La modernidad temprana se ocupó de la “construcción para el mínimo vital”. Así se llamó el Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM), de 1929. En los años sesenta, cuando la modernidad cayó en una suerte crisis, el tema volvió a resurgir. Y hoy vuelve a ser actual pues los problemas no han disminuido.

¿Esa es la razón por la que ahora se encuentra trabajando en un “Manifiesto por una cultura del diseño humano? ¿Cómo debemos imaginar esa cultura?

Presentamos el manifiesto en noviembre de 2013 en la conferencia Metropolis Nonformal en Múnich. Me acompañaron arquitectos, planificadores urbanos, paisajistas, diseñadores y periodistas. El manifiesto consiste en siete puntos que, en un sentido amplio, tratan exactamente los mismos temas de la última muestra que curé: la responsabilidad social, la relación con lo local, pero también la belleza. Porque la belleza también tiene un rol importante en los proyectos comprometidos socialmente. El manifiesto es el intento de resumir todas nuestras convicciones como teóricos o diseñadores. Con esto queremos instalar una suerte de enfoque teórico bajo el que puedan orientarse distintas disciplinas.

Andres Lepik es el Director del Museo de Arquitectura de la Universidad Técnica de Múnich y profesor de Historia de la Arquitectura y Práctica Curatorial. La muestra, curada por él y Anne Schmidt,  Afritecture – Bauen mit der Gemeinschaft (Afritecture - Construyendo con la comunidad) puede verse en la Pinakothek der Moderne de Múnich hasta el 2 de febrero de 2014. Afritecture presenta veintiséis ejemplos de arquitectura socialmente comprometida de África subsahariana. Lepik trató el mismo tema en Small Scale, Big Change: Architectures of Social Engagement, muestra que curó en 2010 en el MoMa de Nueva York, y en Think Global, Build Social!, exhibida en Fráncfort del Meno y Viena en 2013.

Exhibición: Afritecture – Bauen mit der Gemeinschaft, Museo de Arquitectura de la Universidad Técnica de Múnich (Pinakothek der Moderne), 13.09.2013–02.02.2014