Estudiar alemán “Sobre todo me interesa la gramática del alemán”

Los estudios de Alemán como Lengua Extranjera (DaF, por sus siglas en alemán) y Alemán como Segunda Lengua (DaZ) son muy solicitados en todo el mundo. ¿Qué lleva a los jóvenes a elegir estos programas universitarios? ¿Qué desafíos se les presentan? ¿Y cuál es su horizonte laboral? Once estudiantes de cuatro continentes hablan de sus motivaciones personales, sus deseos y sus objetivos.

Elf Studentinnen und Studenten von vier Kontinenten über ihre persönlichen Motivationen, Wünsche und Ziele.

  • Megha Sindhwani, 27 años, doctorado en Filología Alemana en la University of Delhi, India © Megha Sindhwani
    Megha Sindhwani, 27 años, doctorado en Filología Alemana en la University of Delhi, India

    Megha Sindhwani, 27 años, doctorado en Filología Alemana en la University of Delhi, India “Estoy estudiando DaF porque me gustaría conocer bien no solo el idioma, sino también otros aspectos de Alemania, por ejemplo la historia, la literatura, la didáctica y la cultura y la geografía del país. Algo que me parece un particular desafío son las diferencias culturales. Porque tenemos culturas diversas, tanto en la India como en Alemania. Cuando termine la carrera, lo que más me gustaría sería trabajar enseñando alemán. Es una profesión que me atrae, y pasar a otras personas mis conocimientos me resulta una perspectiva muy satisfactoria.”
  • Doaa Hamed, 27 años, DaF en el contexto germano-árabe (máster), El Cairo, Egipto © Doaa Hamed
    Doaa Hamed, 27 años, DaF en el contexto germano-árabe (máster), El Cairo, Egipto

    “Estoy estudiando Alemán como Lengua Extranjera porque quería convertir en mi profesión la alegría que me producen el dar clase y el trabajar con niños. Especialmente atractiva considero la posibilidad que tuve dentro del máster de hacer una fase de prácticas en colegios alemanes en El Cairo, en la que iba también a dar clase. Cuando termine la carrera, lo que más me gustaría sería trabajar en uno de estos colegios y aplicar allí los métodos de aprendizaje más modernos. Sobre todo querría hacer ver a mis alumnos que no deben contemplar el mundo desde una única perspectiva, sino desde varias.”
  • Teddy Mutiga, 21, DaF (grado) en la Kenyatta University de Nairobi, Kenia © Teddy Mutiga
    Teddy Mutiga, 21, DaF (grado) en la Kenyatta University de Nairobi, Kenia

    “¿Que por qué estudio DaF? Yo quería aprender como fuese algún idioma extranjero, y el alemán me pareció interesante. Empecé y ya no quería parar. Al principio, sin embargo, me fue difícil orientarme bien con el idioma. Había reglas gramaticales que me resultaban poco claras, como por ejemplo el acusativo y el dativo, y también la pronunciación, puesto que el inglés y el alemán se acentúan de manera distinta. Aprender alemán es algo que te exige, pero ahí está también lo bueno. Al terminar la carrera me gustaría trabajar en una empresa alemana o algún organismo en que se hable alemán.”
  • Ena Pljasković, 23 años, DaF (máster) en la Universidad de Sarajevo, Bosnia-Herzegovina © Ena Pljasković
    Ena Pljasković, 23 años, DaF (máster) en la Universidad de Sarajevo, Bosnia-Herzegovina

    “Quise estudiar Alemán como Lengua Extranjera porque me encanta cómo se pronuncian las palabras alemanas. Mi mayor deseo era no solo poder hablar el idioma alemán, sino también estudiarlo muy a fondo y dominarlo. Algo que me atrae en particular son las exigencias que los profesores de nuestra universidad plantean a los estudiantes con distintos actos y proyectos internacionales. Cuando termine la carrera, lo que más me gustaría sería trabajar en un centro de enseñanza de idiomas y enseñar allí alemán.”
  • Paloma Rocha, 20 años, Filología Alemana y DaF en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), México © Paloma Rocha
    Paloma Rocha, 20 años, Filología Alemana y DaF en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), México

    “Me decidí a estudiar DaF porque de niña leí a muchos autores de lengua alemana. Pero no quería leerlos solamente en traducción, sino también en el texto original. Después estudié Filología Alemana, especializándome en didáctica específica. La carrera me plantea desafíos, como son el idioma, las diferencias de mentalidad, la limitada ayuda del Estado y la dificultad de los transportes en la ciudad de México. Me gustaría llegar a ser una buena profesora y hacer desaparecer todas las fronteras entre personas que no hablan alemán y personas que hablan alemán.”
  • Hosniyah Sheik, 21 años, Universidad de Malasia (grado) © Hosniyah Sheik
    Hosniyah Sheik, 21 años, Universidad de Malasia (grado)

    “En Malasia hay una nueva generación de pensadores, artistas, periodistas y viajeros para los que el alemán es una ventaja clara. Ambos países están muy lejos uno del otro, pero aprender el lenguaje me abre la puerta para acceder directamente a la cultura alemana: películas, libros, música. Puedo conocerlo todo por mí misma de primera mano, ¡y eso es genial! Cuando termine la carrera, lo que más me gustaría sería convertirme en profesora de alemán. Contemplo mi futura tarea de profesora con toda curiosidad, confianza y respeto, y espero con ilusión que llegue por fin el momento.”
  • Ting Zhang, 27 años, DaF (máster) en la Universidad Philipp de Marburgo, Alemania © Ting Zhang
    Ting Zhang, 27 años, DaF (máster) en la Universidad Philipp de Marburgo, Alemania

    “Soy de China y estoy estudiando DaF porque para enseñar alemán no solo hace falta estar muy familiarizado con la lengua alemana, sino que también es bueno tener conocimientos sólidos de didáctica y lingüística y de cómo es el país. Un desafío es el de trabajar junto con compañeros de diferentes países, porque todos venimos de distintas tradiciones de aprendizaje y enseñanza. Pero al terminar la carrera, además de un título tendré también más amigos de todas partes del mundo, más comprensión de otras culturas y más conocimientos específicos en todas las áreas de DaF. Todo ello te permite desarrollarte mejor profesionalmente.”
  • Irene Bens, 30 años, Filología Alemana para Extranjeros, DaF y DaZ (máster) en la Universidad Friedrich Schiller de Jena, Alemania © Irene Bens
    Irene Bens, 30 años, Filología Alemana para Extranjeros, DaF y DaZ (máster) en la Universidad Friedrich Schiller de Jena, Alemania

    “Me había puesto el objetivo de que, después de mis estudios de máster en Holanda, iba a trabajar enseñando alemán en alguna escuela superior o universidad europea. Hace dos años sufría con el dilema de si debía conservar mi puesto de profesora de alemán en un centro de enseñanza holandés o decidirme (un sueño acariciado durante mucho tiempo) por un máster de dos años en Jena. ¡El permiso de estudios fue el desencadenante que era necesario! Ahora, terminando ya el máster, lo único que puedo decir es que ha valido la pena.”
  • Celia Fernández Dochao, 22 años, Traducción y Lenguas Modernas en la Universidad Nebrija de Madrid, España © Celia Fernández Dochao
    Celia Fernández Dochao, 22 años, Traducción y Lenguas Modernas en la Universidad Nebrija de Madrid, España

    “Estoy estudiando Traducción y Lenguas Modernas y elegí alemán de segunda lengua extranjera. Para mí es un atractivo particular la gramática alemana, por ser tan diferente de la española. Al terminar la carrera, me gustaría viajar a Alemania. Me gustaría hablar alemán con fluidez porque sin duda querría quedarme una temporada trabajando allí.”
  • David Gosselin, 29 años, doctorado en Filología Alemana en la McGill University de Montreal, Canadá © David Gosselin
    David Gosselin, 29 años, doctorado en Filología Alemana en la McGill University de Montreal, Canadá

    “Como las universidades canadienses no ofrecen ningún título de DaF, la mayoría de los profesores de alemán son germanistas, es decir, científicos de la literatura. Por ello, a los estudiantes de máster y los doctorandos se les sigue educando a lo largo de sus estudios a través de actividades formativas complementarias. Y así fue como hace dos años y medio –siendo estudiante de máster– me convertí en profesor de alemán a la vez que estudiante de DaF. Desde entonces doy clase de alemán en la McGill University y, desde hace un año, en el Goethe-Institut de Montreal. En el futuro lo que más me gustaría enseñar sería alemán y literatura alemana.”
  • Julia Weißschädel, 25 años, DaF (máster) en la Universidad de Leipzig, Alemania © Julia Weißschädel
    Julia Weißschädel, 25 años, DaF (máster) en la Universidad de Leipzig, Alemania

    “Estudié DaF/DaZ como área secundaria, la verdad que fue solamente porque necesitaba un área secundaria y me sonó interesante no sé bien por qué. Con el tiempo, este interés que tenía se convirtió en mi objetivo profesional definitivo, por lo que ahora estoy haciendo mi máster en DaF. Para mí había sido hasta ahora un desafío la relación con la práctica real, puesto que en mi grado las clases eran muy teóricas. El máster se supone ahora que va a estar mucho más orientado a la aplicación de conocimientos. En particular me seduce la posibilidad de poder trabajar en cualquier parte del extranjero con personas distintas entre sí y de este modo unir la profesión de mis sueños y