Diseño Bauhaus ¡La Bauhaus ha muerto – Que viva la Bauhaus!

Ausstellungsansicht, Simon Vogel (2016)
Ausstellungsansicht, Simon Vogel (2016) | Foto (recorte): © Kunst- und Ausstellungshalle der Bundesrepublik Deutschland GmbH

Con motivo de una exposición sobre la Bauhaus, el Vitra Design Museum de la ciudad de Weil am Rhein le preguntó a sesenta artistas, diseñadores y arquitectos sobre la vigencia de la famosa escuela alemana de artesanía, diseño, arte y arquitectura. Sus respuestas son testimonio de la gran importancia que la Bauhaus sigue teniendo hasta nuestros días.

La respuesta de la arquitecta milanesa Benedetta Tagliabue despeja cualquier duda: "La Bauhaus es una actitud, una determinada manera de pensar y actuar. Y eso sigue teniendo una enorme influencia hasta ahora". Efectivamente la influencia de la Bauhaus es inmensa e indiscutida hasta el presente, y no solo en el diseño y en la arquitectura. De ello dan cuenta las innumerables entradas en internet, las más de 4.500 publicaciones sobre el tema, las miles de lámparas Wagenfeld que adornan los livings de la burguesía intelectual, junto a un número similar de réplicas del emblemático objeto. También numerosas exposiciones mantienen vivo el mito, entre ellas “Das Bauhaus – Alles ist Design” (La Bauhaus - Todo es diseño), que luego de haber estado en el Vitra Design Museum, se muestra actualmente en la Bundeskunsthalle de Bonn.    

DIVERSIDAD DE ESTILOS

Wilhelm Wagenfeld, Tischlampe ME 1 /MT 9 (1923/1924) Wilhelm Wagenfeld, Tischlampe ME 1 /MT 9 (1923/1924) | © VG Bild-Kunst Bonn, 2016 Congruente con su nombre: “La Bauhaus. Todo es diseño”, la exposición muestra por medio de objetos de diseño, arquitectura, arte, cine y fotografía que en la Bauhaus caben desde un cenicero hasta una casa, manifestándose su huella prácticamente en todas las áreas de la vida. Y ese era precisamente el objetivo explícito del arquitecto Walter Gropius, un hombre impregnado de espíritu revolucionario en el contexto de los aires renovadores tras el fin de la Primera Guerra Mundial. "¡Artistas, derribemos por fin las murallas!", era su lema.

La fusión de las artes y los oficios debía dar vida a los creadores del futuro que contribuirían a la construcción de la nueva sociedad. A la manera de los aprendices y los oficiales, estos profesionales tendrían una formación no académica con un fuerte componente práctico. Para ello, Gropius llevó a Weimer, donde se ubicó inicialmente la Escuela Bauhaus, a artistas ya conocidos como Paul Klee, Wassily Kandinsky o Johannes Itten para integrar el equipo docente. Gropius mismo asumió la dirección de la nueva universidad, que inició sus actividades en 1919 bajo el nombre de "Staatliches Bauhaus Weimar" -Casa de la construcción estatal de Weimer-, una denominación que constituía una suerte de declaración de principios. En "productivo desacuerdo", como señalara más tarde el maestro de la Bauhaus Josef Albers, convergían aquí "maestros" de los diferentes oficios con visionarios artistas y profesionales. A diferencia de lo que se cree hoy mayoritariamente, en las aulas y talleres de la Bauhaus no se enseñaba un estilo arquitectónico unitario. Por el contrario, el mensaje era que los estilos son tan diversos como los individuos que los crean.
 
  • Josef Albers, Park (ca. 1923/24) The Josef and Anni Albers Foundation © The Josef and Anni Albers Foundation / VG Bild-Kunst Bonn, 2016
    Josef Albers, Park (ca. 1923/24) The Josef and Anni Albers Foundation
  • Konstantin Grcic, Pipe Tisch und Stuhl (2009) Sammlung Vitra Design Museum, Foto: Florian Böhm
    Konstantin Grcic, Pipe Tisch und Stuhl (2009)
  • Jerszy Seymour, Workshop Chair (2009) Sammlung Vitra Design Museum © Jerszy Seymour Design Workshop
    Jerszy Seymour, Workshop Chair (2009)
  • AYRBRB, Haus'14: Pavilion, nach Hannes Meyers Co-Op Raum (2014) © AYRBRB
    AYRBRB, Haus'14: Pavilion, nach Hannes Meyers Co-Op Raum (2014)
  • Alma Siedhoff-Buscher, Bauhaus Bauspiel, 22 parts Foto: Heiko Hillig © Naef
    Alma Siedhoff-Buscher, Bauhaus Bauspiel, 22teilig
  • Mike Meiré, Bauhaus (2008) Küchentuch im Bilderrahmen Foto: courtesy of Bartha Contemporary, London
    Mike Meiré, Bauhaus (2008) Küchentuch im Bilderrahmen
No obstante existían algunas directrices. Así, por ejemplo, el diseño debía ser funcional y utilitario, asequible, durable y bonito. "Form follows function" rezaba el principio rector que pasaría a los anales de la historia del arte. Un famoso ejemplo de este enfoque es la silla "Freischwinger" de 1926, diseñada por Mart Stam y desarrollada por Marcel Breuer. La silla de tubos de acero y sin patas traseras, que cede ligeramente al peso de la persona cuando se sienta, reunía casi todos los paradigmas. Solo el precio era proporcionalmente elevado a causa de la producción inicialmente pequeña. Algo similar ocurría con la lámpara Wilhelm Wagenfeld, cuya fabricación manual elevaba naturalmente su precio. En su caso y a causa del estrecho cono de luz que la hacía poco apta para la lectura y de que algunas de sus partes eran de vidrio, no era considerada tampoco práctica ni especialmente durable. Pero sí era bella, una característica que hasta el día de hoy la sigue transformando en un codiciado y exquisito objeto de diseño con un precio aproximado de 400 euros.

VIVIENDA PARA TODOS

La Bauhaus fue también pionera en el tema de la vivienda social, como muestran los sobrios interiores Co-op para viviendas populares baratas de Hannes Meyer, que debían ser diseñados colectivamente. Este arquitecto suizo y marxista propagaba que había que privilegiar la "necesidad popular por sobre la necesidad de lujo". El arte solo debía ser un "medio para el uso". En 1928, Meyer sucedió a Gropius en el cargo de director de la Bauhaus y propició la producción industrial en la nueva sede de Dessau. Sus visionarios principios, sobre todo la búsqueda del máximo ahorro en la forma, material y construcción, se reflejan en enfoques de construcción moderna, como las "Sharing Communities", el "Open Design" o el "Co-Housing".

FUENTE DE INSPIRACIÓN

El rol de la Bauhaus como taller de ideas y "laboratorio de la Modernidad" llegó a su fin, entre otras cosas, porque la institución -en la que enseñaban muchos docentes judíos- se autodisolvió en vista de las represalias cada vez mayores de que fue víctima por los nacionalsocialistas en 1933.
 
Das Bauhaus. Alles ist Design – Behind the art – Ausstellung in der Bundeskunsthalle

Sin embargo, aún hoy los diseños de la Bauhaus siguen siendo fuente de inspiración para muchos diseñadores. Es el caso por ejemplo del muniqués Konstantin Grcic y su silla Pipe diseñada en 2009 e inspirada en el modelo precursor de Mies van der Rohe, tercer director de la Bauhaus en su última sede de Berlín. O de Joseph Grima, que fusionó el juego para armar barcos de Alma Buscher, famoso en los años 20 del siglo pasado, con Minecraft, uno de los más populares actualmente en las pantallas de computadores y dispositivos similares. Igual que en el juego de los bloquecitos, el jugador puede construir aquí sus propios mundos virtuales. Estos son solo algunos ejemplos de la exposición de 2016 que testimonian la omnipresente presencia de la Bauhaus. Y esto solo es una muestra de lo que nos espera en 2019, cuando por todas partes se vea: "100 años de la Bauhaus".
 

La Exposición "Das Bauhaus. Alles ist Design" estará en Bonn hasta el 18 de agosto de 2006 y viajará luego a Bruselas y Tel Aviv