Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Series de televisión
Fascinación por el pasado

Babylon Berlin: la ambiciosa asistente Charlotte Ritter
Babylon Berlin: la ambiciosa asistente Charlotte Ritter | Foto (detalle): © picture alliance/Everett Collection

Las series de televisión alemanas no tienen buena reputación: guiones mediocres y producciones baratas e imposibles de exportar a otros países. Sin embargo, algunas series como Deutschland 83 (Alemania 83) y Babylon Berlin (Berlín Babilonia) han logrado mejorar notablemente esa mala imagen.

De Nadine Berghausen

¡Qué escenarios! Los dorados años veinte constituyen el marco temporal para un proyecto único en la historia de las producciones televisivas alemanas: la serie policial Babylon Berlin. Concebida al comienzo como dieciséis episodios repartidos en dos temporadas, se emitió por primera vez en la televisión paga en otoño de 2017 y pudo verse también en la televisión pública desde finales de 2018. La expectativas que generó el proyecto, que reúne al famoso director Tom Tykwer y prácticamente a todas las figuras de la actual escena actoral alemana, eran enormes. Y esto no resulta sorprendente con un presupuesto de cuarenta millones de euros, que, al parecer, después del rodaje ascendió a cincuenta y cinco millones.
 
El argumento de Babylon Berlin es una versión libre de la serie de bestsellers policiales de Volker Kustcher, que cuenta la historia de Gereon Rath, un inspector de policía que ha sido trasladado a Berlín, y de su asistente Charlotte Ritter. La acción transcurre a finales de los años veinte entre vigilantes de la moral pública, prostitutas y bohemios en el mal afamado ambiente de establecimientos que fueron legendarios por esa época en la ciudad capital.

La acción de la segunda temporada de Charité transcurre en plena época nazi. La acción de la segunda temporada de Charité transcurre en plena época nazi. | Foto: © MDR/Julie Vrabelova El éxito no se hizo esperar: los tres primeros episodios alcanzaron en la televisión abierta una cuota del 24,5 por ciento y atrajeron a casi ocho millones de espectadores. Pero Babylon Berlin no es sólo consecuencia de la ola de éxito de que goza actualmente el formato serie. Las conductas de muchos espectadores parecen haberse transformado, entre otras cosas, gracias a los proveedores de servicios online como Netflix o Amazon Prime. Si antes el cine era la medida de todas las cosas en el mundo del entretenimiento, hoy son muchos los que se entusiasman con relatos más largos. Por lo visto, los espectadores alemanes tienen predilección por los temas históricos. Miniseries como Charité o Ku’damm ’56 retienen delante del televisor regularmente a millones de personas. La estrategia de ambos programas es complementar los hechos históricos con elementos ficticios.

Éxito de exportación: series históricas

También en otros países las series históricas están de moda, trátese de adaptaciones de obras literarias como Jekyll and Hyde o de biografías como la de Elisabeth II en The Crown. Y en el mismo sentido, fue un tema histórico el que produjo uno de los formatos alemanes más exitosos internacionalmente: Deutschland ’83 no sólo recibió numerosos premios –entre ellos, un Emmy, el Grimme, la Cámara de Oro y un Peabody Award– sino que pudo exportarse con éxito a varios países.

Del canal de televisión abierta RTL a Amazon Prime: también en<i>Deutschland 86</i>, la continuación de <i>Deutschland 83</i>, el espía Kolibri, interpretado por Jonas Nay, asume los más diversos papeles. Del canal de televisión abierta RTL a Amazon Prime: también en Deutschland 86, la continuación de Deutschland 83, el espía Kolibri, interpretado por Jonas Nay, asume los más diversos papeles. | Foto: © UFA FICTION GmbH/Anika Molnár La serie resultó toda una novedad cuando apareció en 2015: hasta entonces las producciones alemanas habían sido mayormente ignoradas en el mercado televisivo internacional. Se las consideraba mediocres, baratas, aburridas. Sin embargo, la historia del agente germano oriental infiltrado en Alemania Occidental durante el apogeo de la guerra fría en 1983 logró arrancar toda clase de elogios a los medios internacionales. Mientras pasaba sin pena ni gloria en el canal RTL –los espectadores no creían que la emisora privada pudiera hacer una producción premium– la serie era un éxito en Suecia, Canadá, Rusia, Estados Unidos e incluso Australia. Con una narración compacta y emocionante, salpicado con hits pop de los años ochenta, el formato tocó la fibra de los espectadores. Un alivio para la industria televisiva germana: Alemania sí podía hacer un programa capaz de competir internacionalmente.
 
También con la serie Das Boot (El submarino) los productores alcanzaron un gran éxito en el extranjero. Antes de su estreno en Alemania en 2018, la serie se había vendido a más de cien países. Un motivo puede ser su origen: se basa en la película homónima de 1981, que fue candidata al Oscar y así alcanzó reconocimiento internacional.
 
Aunque también otras series alemanas llegaron al mercado internacional, entre ellas Ku’damm ’56 (2016) y Charité (2017), o antes Weißensee y Unsere Mütter, unsere Väter (Nuestras madres, nuestros padres), lo hicieron con un alcance limitado. De hecho sólo Babylon Berlin pudo tener un éxito equivalente al de Deutschland 83. Pero más allá de lo infrecuente que sea un éxito de exportación, los espectadores alemanes siguen siendo fieles a sus gustos. Así, probablemente serán otra vez millones los que estén frente al televisor en febrero de 2019, cuando empiece la segunda temporada de Charité y más aun en otoño, cuando se lance la tercera temporada de Babylon Berlin.

  • <b>Weissensee</b><br><i>Weissensee</i> es una serie sobre la caída de la RDA y dos familias que no podrían ser más opuestas. Mientras una es fiel al régimen y trabaja para la Stasi, la otra pertenece a los sectores críticos del sistema. Se trata de la relación de amor entre miembros de dos familias radicalmente distintas, una historia sobre la traición, la codicia, la lucha y el poder. A la vez, <i>Weissensee</i> es un thriller político en el que la historia alemana de antes, durante y después de la reunificación juega un papel muy importante.   Foto (detalle): © picture-alliance/dpa/Nestor Bachmann
    Weissensee
    Weissensee es una serie sobre la caída de la RDA y dos familias que no podrían ser más opuestas. Mientras una es fiel al régimen y trabaja para la Stasi, la otra pertenece a los sectores críticos del sistema. Se trata de la relación de amor entre miembros de dos familias radicalmente distintas, una historia sobre la traición, la codicia, la lucha y el poder. A la vez, Weissensee es un thriller político en el que la historia alemana de antes, durante y después de la reunificación juega un papel muy importante.
  • <b>Das Boot</b><br>¿Sufre usted de claustrofobia? Entonces habrá momentos en que esta serie lo angustie. <i>Das Boot</i>, que cuenta los episodios a bordo del submarino de guerra alemán U 612 en 1942, hace que los espectadores sientan la atmósfera claustrofóbica de a bordo. También causa impresión la cuantía de su presupuesto: la continuación en formato de serie de la película que dirigió en 1981 Wolfgang Petersen costó veintiséis millones quinientos mil euros Así, por episodio, <i>Das Boot</i> resultó más cara que Babylon Berlin, la titánica producción de la emisora de cable Sky. Foto (detalle): © Nik Konietzny/Bavaria Fiction GmbH, 2018
    Das Boot
    ¿Sufre usted de claustrofobia? Entonces habrá momentos en que esta serie lo angustie. Das Boot, que cuenta los episodios a bordo del submarino de guerra alemán U 612 en 1942, hace que los espectadores sientan la atmósfera claustrofóbica de a bordo. También causa impresión la cuantía de su presupuesto: la continuación en formato de serie de la película que dirigió en 1981 Wolfgang Petersen costó veintiséis millones quinientos mil euros Así, por episodio, Das Boot resultó más cara que Babylon Berlin, la titánica producción de la emisora de cable Sky.
  • <b>Charité</b><br>A fines del siglo XIX, los médicos, enfermeros e investigadores del hospital berlinés <i>Charité</i> trabajan bajo duras condiciones: infecciones simples terminan en la muerte y la mitad de los recién nacidos no sobrevive. En 1888, el Año de los Tres Emperadores, en la <i>Charité</i> se lucha contra enfermedades como la sífilis, la difteria y la tuberculosis. La narración plantea una atmósfera densa, y hasta la dirección de la actual <i>Charité</i> celebró la precisión histórica con que el director Sönke Wortmann cuenta la historia de médicos como Rudolf Virchow o Robert Koch, que entonces hicieron historia en la medicina. Foto (detalle): © MDR/Julie Vrabelova
    Charité
    A fines del siglo XIX, los médicos, enfermeros e investigadores del hospital berlinés Charité trabajan bajo duras condiciones: infecciones simples terminan en la muerte y la mitad de los recién nacidos no sobrevive. En 1888, el Año de los Tres Emperadores, en la Charité se lucha contra enfermedades como la sífilis, la difteria y la tuberculosis. La narración plantea una atmósfera densa, y hasta la dirección de la actual Charité celebró la precisión histórica con que el director Sönke Wortmann cuenta la historia de médicos como Rudolf Virchow o Robert Koch, que entonces hicieron historia en la medicina.
  • <b>Deutschland ’83 / ’86</b><br>Igual que <i>Weissensee</i>, la serie <i>Deutschland ’83</i> aborda la historia de las dos Alemanias. Pero aquí el suspenso juega un papel principal: se trata de espionaje, la Guerra Fría y el posible estallido de la Tercera Guerra Mundial. En <i>Deutschland ’83</i>, el espectador asiste a un juego de estrategia de las potencias mundiales. Hay una continuación: <i>Deutschland ’86</i>. Aquí los productores plantean una pregunta compleja: ¿Puede salvarse el comunismo recurriendo a prácticas del capitalismo? Foto (detalle): ©UFA FICTION GmbH/Anika Molnár
    Deutschland ’83 / ’86
    Igual que Weissensee, la serie Deutschland ’83 aborda la historia de las dos Alemanias. Pero aquí el suspenso juega un papel principal: se trata de espionaje, la Guerra Fría y el posible estallido de la Tercera Guerra Mundial. En Deutschland ’83, el espectador asiste a un juego de estrategia de las potencias mundiales. Hay una continuación: Deutschland ’86. Aquí los productores plantean una pregunta compleja: ¿Puede salvarse el comunismo recurriendo a prácticas del capitalismo?
  • <b>Ku’damm ’56/ ’59</b><br>También para esta serie los productores se decidieron por un título muy simple: <i>Ku’damm ’56</i> y <i>Ku’damm ’59</i>, para su continuación. En sentido estricto, se trata de una película para televisión en varias partes, que aborda la emancipación en los años cincuenta. Para mostrar las condiciones de la sociedad alemana en la posguerra y durante el milagro económico, se recurre al ejemplo de la escuela de danza Galant, que administra una familia en la avenida Ku'damm y cuyos asistentes cuestionan la propia pacatería y viven libremente su sexualidad. Foto (detalle): © ZDF/Stefan Erhard
    Ku’damm ’56/ ’59
    También para esta serie los productores se decidieron por un título muy simple: Ku’damm ’56 y Ku’damm ’59, para su continuación. En sentido estricto, se trata de una película para televisión en varias partes, que aborda la emancipación en los años cincuenta. Para mostrar las condiciones de la sociedad alemana en la posguerra y durante el milagro económico, se recurre al ejemplo de la escuela de danza Galant, que administra una familia en la avenida Ku'damm y cuyos asistentes cuestionan la propia pacatería y viven libremente su sexualidad.

Top