Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Periodista y escritora
Jackie Thomae

En su obra Jackie Thomae le habla a la generación nacida, como ella, en las décadas de 1970 y 1980 en la RDA. Brüder, su más reciente libro, trata sobre la familia, las relaciones, el amor, el autorreconocimiento y la identidad.

De Vanesa Díaz

Jackie Thomae nació en 1972 en Halle, ciudad alemana ubicada a orillas del río Saale, y creció en Leipzig, en la República Democrática Alemana (RDA), cuando no había una, sino dos Alemanias. Luego de la reunificación, se mudó a Berlín. Escritora y periodista, Thomae además ha trabajado redactando guiones para programas de televisión. Junto con la también periodista y guionista Heike Blümner ha publicado varios libros, entre ellos Una mujer – Un libro (Eine Frau – Ein Buch, 2008), un éxito rotundo con más de 100 000 copias vendidas.

En su novela debut, Momentos de lucidez (Momente der Klarheit, 2015), Thomae narra esos momentos –más o menos frecuentes– en los que nos preguntamos si el camino que hemos tomado es el correcto o si sería mejor replantear la trayectoria y cambiar el rumbo. Mal haría el lector si se deja llevar por el título y busca en sus páginas consejos útiles para transformar su vida, pero no se equivocaría si se abandona a los juegos de palabras y al humor con el que Thomae retrata a sus personajes. Aunque llevan vidas distintas, están unidos por una carencia; a todos les falta eso que se siente al alcance de la mano, pero que no se puede asir: el amor.

La segunda novela de Thomae, titulada Hermanos (Brüder, 2019), hizo parte de la lista de los cinco mejores libros publicados en Alemania ese año. Thomae nos cuenta esta historia a través de los ojos de dos hombres, aunque podríamos pensar que el libro es una especie de autoficción. La primera parte está dedicada a Mick y la segunda a Gabriel, medio hermanos, hijos de madres diferentes; entre ambas partes, el intermezzo nos presenta a Idris, su padre. Tres elementos hermanan a Mick y a Gabriel con su creadora: haber crecido en la RDA, tener un padre de origen africano y haber sido criados por mujeres blancas y madres solteras. Aunque esto suene como una “historia increíblemente dramática”, para Thomae, así como para sus personajes, no lo es. Así, el tono de la novela no es dramático, y las escenas en las que los personajes se ven interpelados por su origen son más bien pocas.

Aunque el racismo no es el tema central de la historia, la novela deja preguntas abiertas sobre la construcción de identidad de las personas afroalemanas.

Como en las mejores historias de este género, realidad y ficción están mezcladas de una manera muy interesante para crear un mundo verosímil. Mick y Gabriel podrían ser hermanos de Thomae, como ella lo menciona en una entrevista y quizás fue así como ella imaginó a sus personajes. Sin embargo –añade a renglón seguido–, su libro no es de memorias ni un ensayo: se trata deliberadamente de una novela escrita a partir de su experiencia como mujer negra en un país en el que la gran mayoría de sus habitantes no se ven como ella. “Aunque la historia familiar es similar a la mía, nunca estuve en peligro de usar mi biografía”, anota. En la ficción encontró la libertad que necesitaba para desarrollar la historia que quería contar.
 

Thomae escogió para la portada del libro un diseño con franjas de diferentes tonos de beige y café, unos más claros y otros más oscuros, porque representan los colores que puede tener la piel humana. Aunque no es el tema principal, es imposible hablar de Brüder sin pensar al menos por un momento en el racismo en Alemania. Entender conceptos como “raza”, “nación” y “pureza” es imprescindible para comprender la historia del siglo XX, especialmente en este país. Al respecto, Thomae afirma: “Por supuesto, también me pregunté cómo representar el racismo que encuentran [Mick y Gabriel]. Y entonces decidí mostrar un racismo que es sutil, que a menudo entra en sus vidas como un sujeto y no como un ataque directo. Creo que mucha gente lo sabe, y no quería contar una historia sobre dos personas que están permanentemente en una confrontación con el racismo. Quería traer muchos más temas a este libro, el color de la piel es solo uno de ellos”.

Brüder 'Brüder' fue uno de los cinco mejores libros publicados en Alemania en 2019. | © Hanser Aunque la autora no quiso hacer del racismo el tema central de la historia, la novela deja preguntas abiertas sobre la construcción de identidad de las personas afroalemanas, que con frecuencia son objeto de comentarios como: “¡Qué bien domina usted el idioma! ¿Dónde lo aprendió?” o “¿Hace cuánto vive en Alemania y cuánto tiempo planea quedarse?”. Thomae se siente más bien alejada de la corrección política y es un poco escéptica frente al uso de nuevos términos como camino para mejorar la convivencia: “Se debe mirar quién dice y en qué tono”. Y añade: “las personas son malas, no las palabras”. Hay algunas preguntas que se hacen con la intención de entablar una conversación, de conocer al otro. Y hay preguntas y comentarios que pretenden descalificar al otro por su apariencia física o por su ascendencia. Thomae recuerda haber entablado muchas, muchísimas conversaciones del primer tipo y, sin pretender negar el problema del racismo en Alemania, muy pocas de las otras.

Más que a un grupo con determinadas características físicas, Thomae le habla a una generación: la de aquellas personas que, como ella, nacieron en las décadas de 1970 y 1980 en la RDA. Brüder es un libro sobre la familia, sí, pero sobre todo sobre las relaciones que se establecen con las personas, sobre el amor, el autorreconocimiento y la identidad. En palabras de Thomae, su libro es también “un homenaje a Berlín Occidental, entre otras cosas. Luego es un homenaje a las personas que no son racistas en absoluto, que simplemente se preocupan por otras cosas; y, en tercer lugar, lo veo como un homenaje a las personas que crían a sus hijos solas, como mi madre.”

Efectivamente, el racismo existe, y los grupos xenófobos, racistas y extremistas están al acecho, pero no hay que desconocer que un grupo amplio de personas no es racista. Hay espacio para las personas que no leen el mundo en términos de blanco-negro, y la lectura de Brüder también es una invitación a construir una sociedad para tod*s, donde el color de la piel no sea motivo para calificar ni descalificar al otro.

Encuentra algunos libros de Jackie Thomae en la biblioteca del Goethe-Institut.

14.11.2020 - 2 p.m. (Colombia)
En el marco de la serie de eventos ÜBER.LEBEN.SCHREIBEN – Narrativas sobre la crisis y el futuro, la escritora y periodista Jackie Thomae presenta su novela Brüder.
Inscripción previa

Top