Imágenes de la memoria Una casa feliz

La casa familiar
La casa familiar | © Mariana Garcés

En la serie “Imágenes de la memoria”, lugares con un significado especial son recordados por diversos autores. La ministra de cultura de Colombia, Mariana Garcés, nos cuenta sobre su lugar de la memoria: la hacienda campestre familiar.

Si me preguntan por el “lugar de la memoria”, me confundo un poco. Tiene que ser un “lugar de la memoria”, porque la verdad es que son muchos. La vida está llena de recuerdos y esos recuerdos están conformados por espacios que nos han marcado.

Y así, aunque es difícil escoger, yo diría que mi lugar es: la hacienda familiar “Hato Viejo”. La hacienda es una casona típica, bella y enorme de la región colombiana del Valle del Cauca. La casa le ha pertenecido a mi familia desde siempre, toda la vida. El Valle del Cauca está ubicado en las zonas andina y pacífica de Colombia. Se caracteriza por el acento “arrastrado” de sus habitantes, por su dinamismo económico social y cultural y por el encanto de su gastronomía.

Los recuerdos más felices de mi infancia vienen de allá. Las vacaciones las pasábamos en la hacienda, siempre, o casi siempre. Es imposible no pensar, al recordar nuestro “Hato Viejo”, a la Hacienda “El Paraíso”, que inmortalizó el escritor Jorge Isaacs en La María (1867), una de las novelas más importantes de la literatura colombiana. Quiero pensar que así de bella y encantadora es la hacienda de mi familia.

Allí aprendí a disfrutar de la naturaleza y del silencio. A amar los animales, a conocer los árboles, a entender la grandeza del paisaje de mi región. Además, en la hacienda aprendí a sacar tiempo para lo que usualmente no había: los libros, montar a caballo, ir al río y hacer nuevos amigos, como los hijos de los trabajadores, con quienes solo podía compartir cuando estaba en la hacienda.

Es una casa de paredes en bahareque, pintadas de blanco. Los muebles son muy antiguos, tan antiguos como la casa misma, o tal vez más. Los espacios son amplios, y esa amplitud permite que la brisa corra sin importar el clima. El comedor de esa casa, que es grande y con puestos suficientes para las distintas generaciones de hijos, nietos y sobrinos, ha visto pasar todas las delicias de la comida vallecaucana, como el champús, una bebida elaborada con lulo, maíz, piña, panela, clavos y hojas de naranjo. O el cholado: una combinación de hielo triturado, frutas picadas y leche condensada.

Para mis parientes y para mí, la hacienda era el lugar feliz por excelencia. Lo fue para mi generación, para la generación de mis papás y para la generación de mis abuelos. Y hoy sigue siéndolo. La seguimos visitando cada vez que podemos. Es nuestro punto de encuentro y, de eso estoy segura, lo seguirá siendo.
 

Mariana Garcés es la ministra de cultura de Colombia, nombrada por el presidente Juan Manuel Santos. Originaria del Valle del Cauca, estudió Derecho en la Universidad de los Andes en Bogotá. Su experiencia en el sector cultural incluye su labor como directora del Festival Internacional de Arte de Cali y como gerente del canal regional de televisión “Telepacífico”.