Efectos visuales en Alemania De la parrilla a la pantalla

“Wrapped” , corto de Roman Kälin, Falko Paeper y Florian Wittmann
“Wrapped” , corto de Roman Kälin, Falko Paeper y Florian Wittmann | Foto (recorte): © Filmakademie Baden-Württemberg

Dragones, árboles vivientes o extraterrestres: para llevar esta clase de seres a la pantalla se necesita un diseñador de efectos especiales. Pero, ¿qué hacen exactamente estos especialistas? ¿Qué habilidades hay que tener para ejercer esta profesión?

El efecto de un rayo de luz tocando la piel de un vampiro es asqueroso. La piel se asa y se agrieta lentamente. El rayo de luz penetra poro a poro. Entonces, la piel estalla milímetro a milímetro y la cámara hace zoom sobre una herida perfectamente iluminada. Para que esta escena pueda verse en el cine, los diseñadores de efectos especiales, también llamados artistas de efectos especiales, deben llevar a cabo una enorme cantidad de trabajo. Los efectos especiales son los efectos que, en películas o spots publicitarios, son generados en la computadora.

Todas las imágenes digitales necesitan un referente real

Las imágenes creadas digitalmente, incluso aquellas de la piel de un vampiro, necesitan siempre una referencia real. Por eso, para la película de vampiros Sólo los amantes sobreviven, de Jim Jarmusch, los especialistas en efectos especiales de Pixomondo, en Hamburgo, instalaron una parrilla en el patio interno del edificio y observaron cómo reaccionaba la grasa al calor. “Finalmente, esa escena no estuvo en la película, pero es un buen ejemplo de cómo la realidad y la imagen digital pueden estar unidas”, dice Malte Sames, que participó tanto del experimento como de la reconversión digital de las imágenes.

Sames, nacido en 1980, es el gerente de proyectos y el director artístico de Pixomondo. Se ocupa de que las imágenes producidas se vean bien al final del proceso, de la supervisión de los VFX, también llamados efectos visuales. Existe una gran variedad de procedimientos: el compositing, por ejemplo, consiste en trabajar en la computadora con imágenes reales que fueron filmadas. Utilizando este método, Pixomondo transformó tomas de la ciudad croata Dubrovnik en escenas de la capital King's Landing de la serie Juego de Tronos.

Naves espaciales digitales y otros mundos de computadora

Cuando las imágenes se generan exclusivamente en la pantalla de la computadora, el procedimiento se denomina Full CGI (imágenes generadas en computadora, por sus siglas en inglés). Así surgieron las casas para el París de los años veinte en Hugo Cabret, de Martin Scorsese, realizadas por completo en Hamburgo, en las pantallas de las computadoras de Pixomondo. Por lo general, ambas áreas trabajan codo a codo: el equipo 3D genera, por ejemplo, una nave espacial digital que, después, el equipo de compositing montará en las escenas filmadas.
 
En la pantalla de su computadora, Sames abre el programa Maya, con el que es posible elaborar visualizaciones y animaciones 3D. Con unos pocos clics, la cuadrilla de base da lugar a un cilindro. En la pantalla, es posible cambiar la forma como si se tratara de una figura de arcilla, sólo que mucho más rápido. Existen diversos caminos para la construcción: “Se puede formar algo a partir de una forma básica como el cilindro, o bien el cliente te proporciona especificaciones y datos de construcción”, dice Sames.

Esqueletos digitales y datos dinámicos

Para los diseñadores de efectos visuales, los términos técnicos en inglés son obligatorios: el texturing determina la calidad de la superficie de una figura digital y con el shading se establecen sus características materiales. El rigging permite otorgarles a las figuras el esqueleto digital que determina la secuencia de movimientos de la animación. Por su parte, el término motion capture designa un procedimiento para trasladar los movimientos de personas o animales a una figura.
 
El trabajo en la computadora insume una parte esencial de la actividad, pero no es necesario que todos los miembros del equipo sean programadores. “Yo fui siempre terriblemente malo en matemáticas”, dice Sames con una sonrisa. Después de obtener un bachillerato técnico en el campo del diseño estudió diseño gráfico en la escuela de arte de Hamburgo-Wandsbek con especialización en diseño de productos. Durante sus estudios trabajó en el área de visualización 3D de productos, pero luego se acercó a la publicidad y al cine para poder trabajar con más libertad creativa.
 
Para llegar a obtener un Óscar, como el que recibió Pixomondo en 2012 por los efectos especiales en Hugo Cabret, se necesitan muchas manos laboriosas y aún más espacio de almacenamiento en el disco duro. Sólo para las escenas de apertura de la película, con sus recreaciones del viejo París, la cantidad de datos era tan grande que no se podía abrir en una sola computadora.

Fuerza imaginativa y sentido creativo

La fantasía y una fuerte imaginación son absolutamente necesarias para ejercer esta profesión. “Esas son condiciones básicas que difícilmente puedan aprenderse”, dice Söhnke Christiansen, que dirige la filial alemana de la empresa de producción británica The Mill. También son importantes la inventiva y un buen sentido de la creatividad. Pero hay, obviamente, muchas áreas de trabajo diferentes. “Al que le guste dibujar y trabajar con colores, no estará muy feliz en el campo de la programación 3D”, dice Christensen. Lo mejor es probar un poco de cada cosa: por ejemplo, utilizando el software libre Blender, o quizás hacer una pasantía para descubrir las áreas en las que uno puede desempeñarse mejor.
 
Las posibilidades de trabajo son buenas: la demanda de efectos especiales made in Germany crece. Sin embargo, muchos puestos dependen del éxito de Hollywood: si una película fracasa, las grandes compañías cinematográficas ahorran costos y reducen los encargos. Durante 2012 Pixomondo sintió también ese efecto y debió cerrar varias oficinas. Sin embargo, la mayor parte de las empresas de efectos visuales tienen esto en cuenta y apuestan por una mezcla saludable de producciones cinematográficas prestigiosas, y cuentan con clientes confiables de la industria de la publicidad u otras áreas de negocios.

Una posibilidad de formación habitual es realizar una licenciatura, por ejemplo, en el Instituto de animación, efectos visuales y postproducción digital de la Academia de Cine de Baden-Württembarg, en la Universidad de Cine Babelsberg Konrad Wolf en Potsdam, o en la Escuela Superior de Diseño de Medios de Berlín. “Hay muchas personas talentosas que ingresaron a la actividad por vías laterales y tuvieron un desarrollo exitoso”, dice Christensen. Lo importante es poder trabajar en equipo y tener una gran capacidad de adaptación. “Los luchadores solitarios no llegan demasiado lejos”, dice Malte Sames. Al final, las imágenes sólo se ven realmente bien cuando todos los integrantes del equipo tiran juntos de la misma cuerda.