Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Berlinale-Blogger 2020
“Tal día hizo un año”, primer largometraje de Salka Tiziana

Tal día hizo un año (horizontal)
Tal día hizo un año |  © Salka Tiziana

Espacio para el debate y el descubrimiento de nuevos autores, la Semana de la Crítica de Berlín ha mostrado la notable ópera prima de una cineasta a la que habrá que seguir muy de cerca, “Tal día hizo un año” de Salka Tiziana.

De Javier H. Estrada

Nacida en Alemania y criada en Barcelona recibió su formación cinematográfica entre Hamburgo y Buenos Aires. El film se ubica en la cordillera andaluza de Sierra Morena con la llegada de Larissa y sus dos hijos a la finca de su suegra. La familia espera la llegada del padre de los niños, pero su ausencia se dilatará oscureciendo paulatinamente el ambiente, cubriéndolo de una implacable melancolía.

 

Tiempo de silencio

La directora emplea diferentes formatos, del 16 milímetros al digital, para desplegar un amplio marco emocional, atendiendo con extrema sensibilidad a reacciones sutiles y silenciosas, gestos fugaces que esconden un estado de ánimo inquieto y fracturado. A sí mismo, el tono va girando desde una propuesta cercana al documental hasta una dimensión de gran poder atmosférico en la que el tempo cinematográfico se expande. Tiziana adopta una mirada creíble y sincera sobre sus personajes, apoyándose en el imponente paisaje montañoso y el paso del agua, reflejando así sus sensaciones.

Memoria personal

Esa estrecha relación que la cineasta entabla con el entorno viene dada por sus propios recuerdos de infancia, estampas grabadas en su memoria tras varios veranos visitando Sierra Morena. Tanto la casa como el espacio natural están filmados con encuadres precisos y delicados, destacando además el brillante uso de la luz por parte del director de fotografía Tom Otte.

Tal día hizo un año es un film de contrastes, lúcido a la hora de captar las luces y las sombras de la emoción humana. Uno de los debuts más destacables vistos en Berlín. 

Top