Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Columna sobre el lenguaje
Prefijos

Ilustración: burbuja de discurso roja y dentada con tres círculos de colores
Los prefijos desempeñan un papel importante en la lengua alemana. | © Goethe-Institut e. V./Ilustración: Tobias Schrank

Son discretos y normalmente muy cortos, pero pueden tener grandes efectos. En alemán, los prefijos a veces logran cambiar el significado de una palabra por completo. Si lees con cuidado, puedes hacer descubrimientos sorprendentes.

De Sharon Dodua Otoo

Un prefijo aliterado servía como ornamento de la oratoria.
(Oscar Wilde)

 
¡Los prefijos son increíbles! Solo hay que poner uno al principio de una palabra y cambia su significado por completo. Eso me divertía muchísimo en mis clases de alemán en la escuela. Porque, para ser honesta, aprender vocabulario no es precisamente "lo amarillo del huevo", y siempre estaba buscando trucos para hacerlo más fácil o cuando menos más interesante.

Inocente o mortal

Muy pronto aprendí que "schießen" significa "disparar" y "erschießen", "matar a tiros"; "schlagen" significa "golpear" y "erschlagen", "matar a golpes", y mientras que "hängen" es un verbo bastante inocente que significa "colgar", "erhängen" también acaba en muerte. Estaba asombrada. Así que imagínense mi sorpresa cuando me enteré de que la palabra "erziehen" de hecho significa "criar" o "educar". ¿Por qué tenía ese prefijo mortal? ¿Qué conexión hay entre "ziehen" (que significa "jalar") y enseñarles a los niños a ser buenos ciudadanos en la sociedad? Y en un idioma donde "wachsen" significa "crecer", ¿qué pasa con quienes se convierten en "Erwachsene" (adultos)?  Cuando me di cuenta de que "Erlangen" es el nombre real de una ciudad alemana, quedé boquiabierta. "Langen" significa "ser suficiente". ¿Cómo puede un lugar ser tan suficiente que se vuelva mortal?

¡Pero eso no es todo! Incluso la manera en la que se acentúa una palabra con un prefijo (ya sea en el prefijo o fuera de él) puede tener implicaciones letales. Tomemos por ejemplo la palabra "umfahren". Solita, "fahren" significa "conducir" o "viajar". Pero combinada con el prefijo "um" puede significar "esquivar conduciendo" o "atropellar"/"tumbar". Cada vez que le pido a alguien que esquive a la abuelita que está cruzando la calle, me pongo nerviosísima.

Un momento especial

Así que aprendí muy pronto que los prefijos son más que un "ornamento de la oratoria". Sin embargo, he de admitir que los prefijos aliterados a los que se refiere Oscar Wilde en el epígrafe probablemente sean adjetivos, más que partes de un sustantivo o de un verbo. De todos modos, los prefijos trabajan bastante en la lengua alemana. Probablemente sea para compensar que no tiene tanto vocabulario como el inglés. La condecorada traductora Susan Bernofsky habla seguido de su amor por el alemán, y en una entrevista lo alabó por su capacidad para expresar con un prefijo cosas para las que el inglés podría requerir varias palabras. Comparemos "einen Apfel anbeißen" con "to take the first bite of an apple" (dar la primera mordida a una manzana). "Beißen" significa "morder" y el "an" indica un momento especial, el cumplimiento de la anticipación que la oración en inglés en realidad no expresa.

Y luego me puse a pensar en palabras como "unterhalten", que en realidad significa "entretener", pero consiste en las palabras "unter", que significa "debajo", y "halten", que significa "mantener". Como alguien que reflexiona de manera crítica en los procesos de la marginalización, me pregunté si "Unterhaltungssendung" en realidad no tendría un significado más profundo. ¿Acaso están usando a la industria alemana del entretenimiento para subyugar a la población? ¿Para literalmente mantenerlos debajo? Puede que lo esté sobreanalizando.

La verdad es que podría hablar eternamente de los prefijos alemanes. Ojalá que más gente compartiera mi obsesión.
 

Columna sobre el lenguaje

En esta columna nos dedicamos regularmente al lenguaje como fenómeno cultural y social. ¿Cómo se desarrolla una lengua? ¿Qué relación tienen los escritores y escritoras respecto con “su” lenguaje? ¿Cómo marca el lenguaje a la sociedad? Diferentes columnistas –vinculados profesionalmente o de otro modo al lenguaje–, exploran su tema personal en seis entregas seguidas.

Top