Ciclo de cine Mi maravilloso Berlín Occidental

Queer as German Folk

Sáb, 15.06.2019

Museo Memoria y Tolerancia

Plaza Juárez, Centro Histórico Frente a Hemiciclo a Juárez en la Alameda

Dir. Jochen Hick, Alemania, 2017, documental, 97 min.

My Wonderful West Berlin

Mein Wunderbares West-Berlin Cartel El desacreditado Artículo 175, que a partir de 1872 penalizaba las relaciones sexuales entre personas de sexo masculino en la República Federal, fue eliminado oficialmente del Código Penal recién en 1994. Sin embargo, en Berlín Occidental, la única ciudad alemana donde a los hombres se les permitía bailar entre sí, ya en los años 60 existían locales que se convirtieron en refugio para jóvenes homosexuales de la República Federal. En su documental, Jochen Hick, apoyado por muchos testigos de la época y sirviéndose de material de archivo hasta ahora inédito y en ocasiones provocador, investiga el desarrollo histórico del ambiente de entonces hasta nuestros días.

En el cielo vuela sobre Berlín un Boeing de PanAm, la línea aérea norteamericana que fuera una línea de los tres aliados occidentales ya no existe desde hace tiempo. También el aeropuerto Tempelhof del antiguo sector norteamericano de la ciudad dividida se cerró hace muchos años. El documental MEIN WUNDERBARES WEST-BERLIN (MI MARAVILLOSO BERLÍN OCCIDENTAL) de Jochen Hick comienza haciendo referencia a los años sesenta del siglo pasado, una época en que Berlín Occidental vivía una situación excepcional en muchos sentidos, no sólo en el aspecto político. Ya en los años sesenta, en el sector occidental de Berlín reinaba una liberalidad desconocida en el territorio federal. A esto tal vez haya contribuido tanto la tradición de los “Locos años veinte” como el hecho de que en Berlín poca mella hacía la política ultraconservadora de la “República de Bonn”. Y así es que en los años sesenta no había otra ciudad alemana donde se permitiera a los hombres bailar públicamente con hombres. Berlín Occidental se convirtió en refugio e imán para los homosexuales alemanes. Muchos de los testigos de la época que el cineasta Jochen Hick presenta no son berlineses de origen.

Por ejemplo René Koch, un esteticista que se trasladó a la ciudad de los cuatro sectores a comienzos de los años sesenta, cuenta del sinnúmero de ruinas que por entonces aun existían, entre otras en la Fasanenstrasse. Sin embargo, detrás de las fachadas derruidas había columpios de Hollywood, señal de la imperturbable voluntad de diversión. El cineasta Rosa von Praunheim, nacido en Riga, tras largos rodeos llegó a Berlín en 1962; el editor Egmont Fassbinder, primo de Rainer Werner Fassbinder, se trasladó en 1969. Klaus Schumann, sastre, modista y diseñador, se mudó a la liberal Suiza en 1957, regresando a Berlín Occidental cuatro años después para comprobar que casi nada había cambiado durante su ausencia – ni siquiera la relación extremadamente difícil con su madre.

También mediante los homosexuales se desarrolló en Berlín Occidental una subcultura que nunca se ha dado en ninguna otra ciudad alemana. MEIN WUNDERBARES WEST-BERLIN (MI MARAVILLOSO BERLÍN OCCIDENTAL) enfoca sobre todo los antiguos lugares de encuentro del ambiente homosexual, los legendarios locales que en gran parte fueran cerrados hace tiempo, y también a los artista y activistas que los frecuentaban. En el distrito de Schöneberg había incluso una comuna entera de homosexuales, también disuelta hace mucho tiempo. A ello han contribuido tanto los usureros de alquileres como la propagación del sida, que tanto afectara las estructuras duramente logradas, como por ejemplo la HAW (Acción Homosexual de Berlín Occidental). El documental de Jochen Hicks cobra máximo interés cuando entrelaza referencias históricas y políticas; por ejemplo una manifestación del 1 de mayo de 1972 en la que un “bloque de homosexuales” más bien ingenuos quiso luchar “junto a la clase obrera”. Siendo que los heteros izquierdistas en ningún caso eran amigos del movimiento homosexual, ni menos aun los de la clase obrera.

MEIN WUNDERBARES WEST-BERLIN (MI MARAVILLOSO BERLÍN OCCIDENTAL) se ha convertido en una singular crónica del comienzo del movimiento homosexual, también gracias al variado material de archivo, en parte visualmente provocador. Pero en algún momento los años locos tocaron su fin, muchos activistas murieron de sida. El temor a la infección por el virus contribuyó tanto como la creciente aceptación – si bien duramente conquistada – cuya mayor evidencia se produjo cuando el político Klaus Wowereit, homosexual declarado, fue elegido Alcalde Gobernador de Berlín en 2001 y recién en 2014 dimitió de su cargo . Poco después, algunos activistas del antiguo ambiente homosexual de Berlín Occidental fueron condecorados con la Cruz Federal del Mérito. MEIN WUNDERBARES WEST-BERLIN (MI MARAVILLOSO BERLÍN OCCIDENTAL) es un intento a ratos doloroso, pero sin duda optimista en su perspectiva, de consolidar un fragmento de la historia de los homosexuales. “¡Sólo así logramos historia!”

Jochen Hick nació en Darmstadt en 1960. Entre 1981 y 1987 estudió cine en la Escuela de Bellas Artes de Hamburgo y en Bolonia. Desde entonces trabaja como autor autónomo, director y productor para cine y televisión. Entre 2007 y 2010 fue redactor jefe y director suplente de programa del canal de televisión TIMM. Jochen Hick es también docente en la dffb, la Academia Alemana de Cine y Televisión de Berlín.

Filmografía: 1985: Que Nadie Duerma; 1987: Gerd Hansen, 55 (Gerd Hansen, 55); 1994/95: Menmaniacs: The Legacy Of Leather (Menmaniacs: El Legado Del Cuero); 2000-2003: Ich Kenn Keinen – Allein Unter Heteros (No Conozco A Ninguno – Solo Entre Heterosexuales); 2004/05: Cycles Of Porn – Sex/Life In L.A. (Siclos De Porno); 2006/07: Deutschland – Ein Herbstmärchen (Alemania – Un Cuento De Otoño); 2007/08: East/West – Sex & Politics (Este/Oeste – Sexo Y Políticas); 2012-2016: Der Ost-Komplex (El Complejo Rda); 2012/13: Out In Ost-Berlin (Salir Del Clóset En Berlín Oriental); 2016/17: Mein Wunderbares West-Berlin (Mi Maravilloso Berlín Occidental)
 

Regresar