Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel y el archiduque Carlos
La vidriera en la basilica Santa Maria del Mar

Christina von Braunschweig-Wolfenbüttel © Santa Maria del Mar • Foto: Goethe-Institut Barcelona

ARCHIDUQUE Carlos DE AUSTRIA / CARLES III / EMPERADOR Carlos VI.

Sin duda hay muchas lunas de miel en Barcelona. Quizá también ocurra a veces que una novia siga a su novio a Barcelona para casarse allí. Pero el hecho de que este novio sea designado contra-rey de España y deje a su esposa en Barcelona tres años después para ser coronado emperador romano germánico en Frankfurt es único.

La boda

Ocurrió a principios del siglo XVIII. Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel tiene 13 años cuando se compromete con su cuñado el archiduque Carlos de Habsburgo. El 23 de abril de 1708 se celebra una boda a distancia. Isabel vive en Viena, mientras su marido intenta imponerse en Barcelona como contra-rey de España (Carlos III) frente a Felipe de Anjou. Dos días después de la boda, la joven viaja a Barcelona vía Venecia y Génova. El 24 de julio llega a Mataró, donde le espera su marido. Una semana después, el 1 de agosto de 1708, entran en Barcelona. En la basílica de Santa María del Mar, el arzobispo de Tarragona vuelve a bendecir su matrimonio. Una vidriera de la catedral lo atestigua. Lo celebraron con un banquete en el actual Pla de Palau, donde se representó la ópera Il più bel nome, compuesta por el compositor italiano Antonio Caldara especialmente para la ocasión.

Gobernadora general  de Barcelona

Pero son tiempos difíciles: Carlos no puede imponerse al rey Borbón, y la alianza con catalanes y aragoneses tampoco ayuda. Finalmente, su hermano José I muere y Carlos recibe la orden de volver a Viena en septiembre de 1711. Tres meses más tarde es coronado emperador Carlos VI del Sacro Imperio Romano germánico de la Nación Alemana en Fráncfort del Meno.
Deja a su esposa como gobernadora en Barcelona. No sabemos cómo llevó los asuntos de Estado, pero la situación se volvió cada vez más desfavorable para la joven gobernadora, por lo que finalmente abandonó Barcelona el 19 de marzo de 1713. Lo que ocurrió después en Cataluña se conmemora cada año el 11 de septiembre con la Diada.

Por cierto

La boda también se conmemora con dos Gegants realizados con el apoyo financiero de Cataluña y Wolfenbüttel: La novia Isabel Cristina de Brunswick-Wolfenbüttel y su novio Carlos VI fueron fielmente reproducidos y "casados" de nuevo como novios gigantes el 21 de julio de 2008 en la Basílica de Santa María del Mar.

Fuentes:
Barcelona en horas de oficina
Deutsche Biographie